Historia Breve de Springdale

Los arqueólogos creen que ha habido gente viviendo en esta área por alrededor de 12,000 años. La abundancia de recursos naturales atrajo los primeros habitantes y los Indios Osage frecuentemente usaron el área para la cacería. El tratado de los Cherokee en 1828 permitió la llegada de pobladores blancos de los estados del este.

Para 1840, un pequeño grupo se había establecido alrededor de una cabaña que servía de iglesia conocida como Shiloh Iglesia Bautista Primitiva, dando al pueblo el primer nombre de Shiloh. La comunidad creció lo suficientemente que necesitaba una oficina de correos. Sin embargo ya había otro pueblo se llamaba Shiloh en Arkansas. A causa de la abundancia de manantiales en el área, el nombre de Manantiales en el Valle, "Springs-in-the-Dale" fue sugerido. En 1878 el pueblo fue incorporado oficialmente como Springdale.

 Springdale in 1876
Springdale in 1876. Painting by Erwin Doege

La llegada del ferrocarril en 1881 conectó a los productores agrícolas con los mercados alejados y Springdale se convirtió en un centro comercial de compra y venta de productos enlatados que se enviaban alrededor del país. Al principio de 1900, los productores empezaron a experimentar con la cría de aves de corral que condujo a inversiones más serias e innovadoras. Para finales de la Segunda Guerra Mundial, la avicultura estaba sobresaliendo como la industria más prospera del área. La compañía Tyson Foods se convirtió en el productor de productos de proteína más grande del mundo. Además, la industria local de transportación se floreció. Harvey Jones estableció la empresa del transporte más grande del país en los años 1950.

El crecimiento de la industria avícola atrajo a más gente para llenar las crecientes oportunidades de trabajo. La población hispana en Springdale se triplicó entre los años 1990-1995. Para 2006, representan 33 por ciento de la población. Además reside en Springdale la población marshallese más grande afuera de las Islas Marshallese.

Hoy por hoy, Springdale es en gran parte la maquinaria que mueve la prosperidad económica del noroeste de Arkansas. Los retos para el futuro son el balancear el rápido crecimiento con la conservación de los recursos naturales y la belleza que atrajo a la gente aquí en primer lugar.


Photo of the MonthArtifact of the Month